Cuando pienso en lo distinta que es mi vida En caso de que exteriormente por una empleo sobre citas arbitraria, me siento en conflicto.

Era el principio del veranillo desplazandolo hacia el pelo al fin habia acabado oficialmente con la penosa conexion que habia completado su ciclo. Me encontre en Grand Park, me quite los zapatillas y no ha transpirado baile en vi­a sobre la surtidor sobre agua. Los turistas tomaron fotos. Las profesionistas en trajes sobre esbozo se quedaron mirando. No me importaba. Ese era mi segundo.

Despues, camine varias cuadras inclusive la boutique de mi comediante de tatuajes y adquiri un tatuaje nuevo (una pequena guia con la citacion sobre Harry Potter “La satisfaccion se puede dar con, inclusive en las instantes mas oscuros, En Caso De Que uno unicamente recuerda encender la luz”) de la querida amiga en el salon sobre tatuajes Little Annie Motel. Entretanto estaba sentada alli, siendo perforada por una alfiler asi­ como tinta colorida wing app para ligar, le conte mi historia y comence las planes Con El Fin De un nuevo porvenir.

Descargue Tinder, uniendome a las hordas de angelinos tratando de conseguir apego verdadero en todos los sitios equivocados. En una semana tuve gran cantidad de emparejamientos (matches). Fue abrumador. Creo que la cuanti­a estaba cercano de los 90. (Sugerencia profesional Con El Fin De todos las miembros de Tinder De ningun modo pongan en su vida que nunca se encuentran tras fotos de desnudos. Lo unico que hara la gente seri­a preguntar sobre fotos sobre desnudos. Y no ha transpirado despues te encontraras consiguiendo 90 conversaciones acerca de fotos sobre desnudos. No quieres eso, confia en mi).

Posteriormente vinieron las citas reales.

Unas cuantas han sido buenas, pero no geniales. El arquetipo de citas en las que te diviertes en el momento, pero inclusive entretanto sonries a la una diferente ser, sabes que De ningun modo volveras a verlo. Asimismo esperaba con impaciencia que un ingeniero fascinante finalmente me invitara an irse. Fue individuo sobre mis primeros emparejamientos; inclusive me habia poliedro un “super like” en la uso. Habiamos estado gozando de la charla en cursillo, aniversario asi­ como noche, Incluso que para terminar me senti lo suficientemente exasperada como para preguntar ?Me vas an invitar a montar o nunca?

Mi ingeniero era timido asi­ como nervioso cuando nos conocimos. Me enamore desde el momento en que baje del Uber. Memoria El metodo en que le temblaban las manos cuando intentaba elegir la botella sobre morapio del menu sobre un bar sobre vinos de Silver Lake que habia elegido Con El Fin De reunirnos. A pesar de la soltura con la que short como consecuencia de los mensajes sobre texto, ambos estabamos ansiosos (no obstante lo oculte preferible), y no ha transpirado la conversacion inicialmente fue inestable.

Veras, hay una cierta practica transitoria al irse de el ambiente atras de la monitor de tu telefono desplazandolo hacia el pelo al universo real. Por suerte el vino tinto ayudo. Cuando se consumio la alimento asi­ como desaparecio el vino, me di cuenta de que nunca estaba listado para que terminara la noche. Todavia era temprano. Asi­ como como mi ingeniero era timido, fui yo quien sugirio que regresaramos a su casa para escoger una copa. (Mas tarde dijo que la sugerencia casi le dio un ataque al corazon, No obstante todavia esta vivo, debido a que debe encontrarse sido unico uno leve).

No, no tuvimos sexo esa noche. Termine llamando a un Uber con el fin de que me llevara a hogar desplazandolo hacia el pelo durmiendo en mi propia cama luego sobre un vaso sobre whisky asi­ como unos besos apasionados (que tambien inicie). Esa fue una enorme primera cita. La especie sobre cita en la cual nunca puedes esperar a ver a la otra sujeto de nuevo. Hicimos planes para vernos mas tarde en la semana, asi­ como las constantes conversaciones de texto continuaron. Las terminos y no ha transpirado las sentimientos se derramaban de nuestros dedos primero sobre que nuestros cerebros pudieran afirmar ?Callate! ?Que eres, estupido? Lo asustaras.

Asi­ como luego caldo una oleaje de calor sobre fin de veranillo. Comenzo el jornada inicial a la data en que debiamos encontrarnos Con El Fin De nuestra proxima cita. Entre en mi garaje de Hollyw d para encontrarlo totalmente sable. Toda la avenida y no ha transpirado las aledai±os fueron afectados por un apagon. En mi apartamento, nunca podia ver, la bateria de mi telefono se estaba muriendo asi­ como debo admitir que estaba empezando an advertir panico. Llame a mi ingeniero para hacerle saber que quiza no podria responderle con mi telefono casi muerto desplazandolo hacia el pelo falto tener manera de cargarlo. Inmediatamente me dijo que empacara un morral y no ha transpirado viniera. Recogi algunas cosas asi­ como me dirigi a su morada. Asi­ como de alguna manera. De ningun modo me fui.

El apagon duro casi cuatro dias, sin embargo al pasar cada segundo de esos cuatro dias juntos, y los dias despues sobre eso, me di cuenta sobre que De ningun modo queria dejar a mi ingeniero. Fue en algun segundo, entonces, que los dos eliminamos modelos cuentas sobre Tinder. Adentro sobre un mes desplazandolo hacia el pelo vi­a me mude oficialmente desplazandolo hacia el pelo Ahora no era su hogar sino la nuestra.

Poquito mas de un anualidad desplazandolo hacia el pelo un apuro sobre matrimonio posterior, podri­amos clasificar lo cual igual que una “historia de triunfo en Tinder”.

Cuando pienso en lo distinta que seria mi vida En caso de que fuera por la aplicacion de citas arbitraria, me siento en enfrentamiento. Estas aplicaciones cierran la brecha dentro de lo imposible y lo probable, conectando a seres que sobre otra modo Jami?s se conocerian. (hasta En Caso De Que el ingeniero y yo hubieramos cruzado caminos en la interaccion social sobre la vida real, como en un bar, el novio admite que seri­a escaso probable que me hubiera hablado).

Las oportunidades perdidas de las conexiones sobre la vida real se sienten como un clase sobre tragedia romantica moderna. Si bien podri­amos sentirnos nostalgicos acerca de las viejas maneras, no habria encontrado a mi ser falto la recien estrenada maneras.

La autora esta en Twitter e Instagram @tsiganichka.

L.A. Affairs narra la exploracion sobre apego en y no ha transpirado alrededor sobre Los Angeles. En caso de que goza de comentarios o una biografia real que relatar, envienos un correo electronico a LAAffairs@latimes .

Si desea leer este post en ingles, realice clic aqui.