Por Lesley Alderman

Tenemos una comunicacion intima con nuestros celulares. Dormimos con ellos, comemos con ellos desplazandolo hacia el pelo los llevamos en nuestros bolsillos. Los revisamos, aproximado, 47 veces al dia… no obstante si posees entre 18 y 24 anos el numero asciende a 82 veces, Conforme datos recientes.

Asi­ como los amamos por excelentes motivos nos dicen el ambiente, la hora del fecha y no ha transpirado cuantos consejos hemos dado. Nos logran citas (y sexo), nos entretienen con musica y no ha transpirado nos conectan con colegas desplazandolo hacia el pelo parientes. Dan respuesta a las dudas, Igualmente de aliviar la soledad y la ansiedad. (Probablemente estes leyendo esto en tu celular).

No obstante el amor a las celulares es excesivo, tanto de este modo que seri­a factible que interfiera con el amor persona, aquella intimidad usual y cara a rostro con aquel a quien llamas pareja, esposo, enamorado o cristiano particular.

El enfrentamiento entre el amor al celular y el apego humano seri­a tan frecuente que posee su particular terminologia. En ingles, la termino phubbing se usa cuando estas ignorando a tu pareja por motivo de que prefieres utilizar tu celular; resulta una composicion de estas terminos Con El Fin De telefono y Con El Fin De ignorar o ningunear. Si estas ignorando a la sujeto utilizando cualquier modelo de tecnologia, se llama tecnoferencia. Una cancion popular de Lost Kings duda “?Por que nunca sueltas ese malvado celular?”.

Continue reading